OLMA DE NUEVO BAZTÁN

bandera-inglesa

Ruta Urbana
Ruta Urbana

galería fotográfica documentación_historica contenidos_audiovisuales

8. OLMA DE NUEVO BAZTÁN

Juan de Goyeneche, conocedor de todas las excelencias europeas y del urbanismo de Madrid, eligió el olmo como elemento para dar sombra y decoración a las avenidas principales del complejo. La zona además, era un vivo exponente de esta especie, debido a su suelo calizo, lo que conlleva la abundancia de acuíferos subterráneos que aportan gran humedad al suelo, esencial para la proliferación del olmo. La toponimia de la zona resulta reveladora: “Villar del Olmo”, “Olmeda de las Fuentes”. Es en Rivas, población muy cercana a Nuevo Baztán, donde hoy reside la única olmeda viva de toda España.

En Nuevo Baztán, los olmos llegaron a ser tan grandes y de tal espesor su copa, que llegaron a formar un túnel al juntarse los árboles de uno y otro lado. Esto provocaba que el viajero caminara por este túnel vegetal de sombra y frescor y que, justo a la entrada del Palacio, se abriera la luz y quedara patente el esplendor del complejo. Esto fue así hasta los años 70-80 aproximadamente, momento en el que la grafiosis atacó todos los olmos de Nuevo Baztán, como así ocurrió en toda Europa.

El caso que nos ocupa es el único superviviente que quedó en Nuevo Baztán del azote de esta enfermedad, el cual, inexplicablemente, quedó en pie. Fue afectado pero resistió a la enfermedad y ahora es un hermoso ejemplar de gran copa, la cual abarca todo el ancho de la vía . Viendo este olmo, hoy aislado, podemos comprender el aspecto que tuvo en su día las avenidas de Nuevo Baztán.

Este olmo forma parte del Catálogo de árboles singulares de la Comunidad de Madrid. Este ejemplar ha alcanzado una altura de 20 metros con un diámetro de copa de 18 metros y un perímetro en su tronco de 6 metros.

CRÉDITOS

Anuncios